What´s up tiger Lily?  (“El número 1”-1966)

 

 

        Particular versión de la película policíaca japonesa "Kagi no kagi" (1964) de Senkichi Taniguchi. Woody Allen va intercalando, sin ningún sentido ni orden “lógico” establecido, imágenes reales de esta película, con comentarios e imágenes propias añadidas, respondiendo, al mismo tiempo, a las preguntas de un entrevistador. En ocasiones interrumpe la acción para insertar secuencias de un concierto, con la única finalidad de alargar la duración de la película, dado que ésta "se quedaba demasiado corta". Un divertimento que en ocasiones roza el absurdo y muy lejos del humor inteligente que posteriormente caracterizará la obra, mucho más elaborada, de Woody Allen. Un humor  ridículo donde un japonés dice llamarse Iparraguire Goicochea de Azpeitia y unos delincuentes japoneses andan detrás de la receta de unas gachas. Woody Allen explica a su entrevistador las razones que le llevaron a adaptar esta película de espías, para convertirla en una comedia para el público estadounidense:

.- Entrevistador:  “Nunca había oído que se haya hecho algo así, en que los actores representaran una historia y contaran otra”.

.- Woody Allen: “Sí que se ha hecho antes, ya lo creo, se hizo con “Lo que el viento se llevó”, no lo sabe mucha gente, pero la verdad, eran actores japoneses, luego en América, doblamos las voces con acento del Sur”.

 

 

 

.- Pasajero japonés de un barco: “La última vez que hice el amor fue en el “Titanic”, lástima nos fuimos a pique antes del orgasmo”

 

 

.- El mismo pasajero, ha hecho con una cámara oculta una fotografía del malo de la película, el "apostatatá", que tiene la receta de las gachas en su tinta: “La cámara del maletín es especial, hace las fotos, vestidos, pero luego al revelarlas, todo el mundo sale desnudo”.

 

 

.- La película, por llamarla así, continúa sin ningún orden ni sentido. Entrevistador: “Bien, Woody, teniendo en cuenta que la trama es un poco difícil de seguir, ¿no crees que sería conveniente que nos explicara a los espectadores y a mí, de que va el asunto?”.

.- Woody: “No”.

 

Manhattan (1979)

 

        Su guión original fue nominado al Oscar. Increíblemente éste nos narraba la relación de un escritor de 42 años separado Isaac (Woody Allen) con Tracy una menor de 17 años (Mariel Hemingway).

 

.- Isaac: "Bergman es el único genio del cine actual".

 

.- Isaac: “Yo estoy chapado a la antigua, no creo en las relaciones extramatrimoniales, la gente debería aparearse para siempre, como las palomas... o los católicos”.

.- Isaac ha dejado su trabajo como guionista de televisión y le cuenta a su amigo: “...mi contable dice que he hecho esto en muy mal momento, que mis acciones han bajado, que estoy mal de liquidez o algo así, que tengo “casflop”, que no soy líquido o que algo no flota, no sé, esos tipos tienen un idioma propio”.

.- En una fiesta, se reúnen un variopinto grupo de intelectuales, “como un reparto de una película de Fellini”. Una mujer que claramente no pertenece a ese grupo dice: “Cuando yo, eh..., tuve por fin, un orgasmo, el médico me dijo que no era el adecuado”.

.- Paseando con Mary (Diane Keaton) la amante de su amigo, ésta le dice que tiene que sacar a pasear a su perro:

Isaac: “¿Qué clase de perro tienes?”.

Mary: “La peor, un salchicha, Para mí, es un sustituto del pene, ¿sabes?”.

Isaac: “¡Ah!, pues en ese caso deberías tener un gran danés”.

.- Mary e Isaac, están hablando del psicoanalista de ella:

Mary: “es un médico muy competente”

Isaac: “pues ha hecho una gran labor contigo, tu autoestimación está casi por debajo que la de Kafka”.

.- Mary e Isaac se besan en la oscuridad y él piensa que algo le tiene que pasar: “...nunca he tenido una relación con una mujer que haya durado más que la que tuvieron Hitler y Eva Braum”

 

 

Zelig (1983)

 

        Es una parodia de los maestros soviéticos del montaje. Un falso documental donde recrea desde 1928 la vida de Leonard Zelig (Woody Allen), un extraño personaje que adquiere la personalidad y rasgos físicos de las personas que están a su lado, una especie de “camaleón humano”. Una joven psiquiatra, la doctora Eudora Fletcher (Mia Farrow) se interesará por el caso. Zelig alcanzará una gran fama entre sus conciudadanos: se publicarán canciones sobre su persona, se inventarán bailes del “camaleón” e incluso se hará una película sobre su vida. Zelig recorrerá medio mundo, y conocerá en primera línea a grandes personalidades: boicoteará, sin querer, un mitin de Adolf Hitler cuando éste estaba a punto de contar un chiste sobre Polonia; será golpeado por el Santo Padre Pío XI con un decreto papal al colarse en el balcón central del Vaticano, desde donde el Papa iba a dirigir una bendición al mundo entero, siendo la primera vez en 63 años que se iba a celebrar este ritual.

 

.- Zelig (Woody Allen) haciéndose pasar por psiquiatra: “He estudiado mucho, colaboré con Freud en Viena. Nos distanciamos por la teoría de la envidia del pene. Freud opinaba que se limitaba a las mujeres”.

.- Narrador contando la vida de Zelig: “El segundo matrimonio del viejo Zelig (se refiere a su padre) fue marcado por constantes y violentas peleas, que incluso, aunque la familia vivía encima de una bolera, eran, los de la bolera, los que se quejaban del ruido”.

 

.- El narrador nos sigue relatando la triste infancia de Zelig: “Cuando Leonard era niño, los antisemitas se metían con él, sus padres, que nunca se ponían de su parte y le echaban la culpa de todo, tomaban  el bando de los antisemitas. Le castigaban encerrándole en un armario y cuando se enfadaban de verdad, se encerraban también con él”.

 

.- “En el lecho de muerte Morris Zelig dice a su hijo que la vida es una pesadilla inútil, dándole un solo consejo: ahorra cortezas de naranja”.

.- Antes los continuos cambios en la personalidad de Zelig distintos médicos darán su opinión científica:

Un médico: “Su causa es glandular. No manifiesta ninguna disfunción pero, sé que pronto se revelarán problemas con las secreciones”.

Otro médico: “Es algo que ha contraído de la comida mejicana”.

Y otro médico más: “Los síntomas son de origen neurológico. El paciente padece un tumor cerebral. No me sorprendería que muriera en pocas semanas. Aún no hemos localizado el tumor. Pero seguimos buscándolo” (Este doctor murió a los quince días, “irónicamente”, de un tumor cerebral).

La Junta de Médicos: “La enfermedad de Zelig es debida al alineamiento defectuoso de las vértebras”.

.- La Radio transmitiendo las últimas noticias de “la extraña criatura del Hospital de Manhattan”: "Esta mañana se han realizado varios experimentos. Varias mujeres han sido colocadas cerca del sujeto y no se transformó, lo que nos lleva a la conclusión de que el fenómeno no ocurre con las mujeres. Se realizarán nuevos experimentos con un enano y una gallina".

 

.- Voz del narrador relatando el éxito en Francia de Zelig: “Tiene un gran éxito en los cabarets de París. Su actuación atrae importantes intelectuales franceses que ven en él un símbolo de todo. Se transforma tan realmente en rabino que algunos franceses sugieren que sea enviado a la Isla del Diablo”.

.- Zelig hablando con la doctora Fletcher, convencido de que es médico psiquiatra:

Zelig: “He de volver a la ciudad. Tengo un caso interesante, estoy tratando a dos parejas de siameses con doble personalidad. ¡Me están pagando ocho personas!”.

Zelig: “Estoy dando un curso en el Instituto Psiquiátrico sobre masturbación; soy médico, ya sabe.”

Doctora Fletcher: “Entiendo, masturbación, por complejo de culpabilidad”.

Zelig: “No, nada de culpabilidad, doy el curso avanzado. Soy un médico muy respetado”.

 

.- Zelig hipnotizado por la doctora recuerda su infancia: “Mi hermano me pegaba. Mi hermana pegaba a mi hermano. Mi padre pegaba a mi hermana, a mi hermano y a mí. Mi madre pegaba a mi padre, a mi hermana, a mí y a mi hermano. Los vecinos pegaban a mi familia. Los de la otra calle pegaban a los vecinos y a mi familia. Tengo 12 años. Entro corriendo en una sinagoga. Le pregunto al rabino cuál es el sentido de la vida. Me explica el sentido de la vida. Pero lo hace en hebreo. Yo no entiendo el hebreo. Me propone cobrarme 600 $ por clases de hebreo”.

.- Zelig y la Doctora Fletcher planean casarse, pero aparecerá una mujer que afirma ser la esposa de Zelig desde hace un año y tener un hijo con él. Voz del narrador: “Zelig había vendido a Hollywood los derechos de la historia de su vida por una buena cantidad. Cuando el escándalo sale a relucir el Estudio pide la devolución del dinero, Zelig sólo puede devolver la mitad ya que ha gastado el resto. Furioso el Estudio le devuelve sólo la mitad de su vida, se quedan con lo mejor y le devuelven sus horas de dormir y comer”.

.- La vida de Zelig se complica al aparecer varias mujeres más que declaran haberse casado con él,  incluso una mujer de color a la que engañó haciéndose pasar por el hermano de Duke Ellington. Otras personas afirman haber sido objeto de fraude. Zelig pide públicamente disculpas: “Quiero  disculparme con todos. Lamento haberme casado con todas esas mujeres. En cuanto al caballero cuyo apéndice extraje, le diré, si le sirve de consuelo, que tal vez aún lo tenga por mi casa. Pido perdón especialmente a la familia Troatman, de Detroit, nunca había traído un niño al mundo y pensé que se hacía con las pinzas del hielo”.

.- Una Asociación Cristiana declara: “Leonard Zelig es perjudicial para la moral. América es un país muy moral. Un país que teme a Dios. No condenamos los escándalos, los escándalos de fraude y poligamia. Pero, de acuerdo con una sociedad intachable, propongo que linchemos al asqueroso judío”.